¿Playas para tod@s?. . . Todavía no . . .

Martes 4 de Enero. 4 días van del 2011 y más de un mes de comenzada la temporada de Playas en la ciudad de Montevideo.
Al parecer el problema de la esencialidad del servicio de guardavidas, solicitada por la IM y aprobada por el Ministerio de Trabajo, cuestionada por Adeom, no es la única problemática que afecta a la población y a la faja costera.
De los 20 kms de costa que posee aproximadamente la ciudad, tan solo dos playas poseen rampas para que usuarios de silla de ruedas puedan gozar de las cálidas arenas de nuestra ciudad. Esas bajadas se encuentran situadas en la Playa Pocitos (calle Pagola) y la Playa Malvín (calle Hipólito Irigoyen).

Imágenes de la bajada de la Playa Malvín.

Imágenes de la bajada de la Playa Pocitos.

La particularidad es que la accesibilidad física a las playas mencionadas no se encuentra garantizada como se pueden advertir en las imágenes.

Ahora todos pensamos que nuevamente se está infringiendo un artículo de la nueva Ley 18.651, que habla sobre los derechos de las personas con discapacidad y que recientemente fuese aprobada y cuya reglamentación todavía está en vías de ser implementada.

Mucho peor sería pensar que se infringe un artículo de una Ley ya consolidada, como la Ley Nº 18.308 de ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y DESARROLLO SOSTENIBLE, publicada en el Diario Oficial el 30 de Junio de 2008.

En sus disposiciones generales de Ordenamiento Territorial, la presente ley establece el marco regulador general para el ordenamiento territorial y desarrollo sostenible, sin perjuicio de las demás normas aplicables y de las regulaciones, que por remisión de ésta, establezcan el Poder Ejecutivo y los Gobiernos Departamentales.

Dentro de los derechos y deberes territoriales de las personas, en el artículo 6º, literal e, se establece: “Toda persona tiene derecho al uso común y general de las redes viales, circulaciones peatonales, ribera de los cursos de agua, zonas libres y de recreo -todas ellas públicas- y a acceder en condiciones no discriminatorias a equipamientos y servicios de uso público, de acuerdo con las normas existentes, garantizándolo a aquellas personas con capacidades diferentes.”

Además de la infraestructura física con que debieran contar estas, y todas las playas de Montevideo, -rampa de acceso, caminería firme y antideslizante libre de arena hasta la costa, áreas con protección solares superior, servicios sanitarios adaptados próximos al sitio-, las mismas además debieran contar con un servicio de sillas anfibias, para que los usuarios de silla de ruedas pudieran disfrutar de baños de mar.

En resumen, Ley 18.308, Ley 18.651. Año 2008, año 2010.
Hasta cuando seguiremos redactando tan solo textos.
Hasta cuando seguiremos sentados esperando que la Luz de Belén traiga la señal que un mesías ha llegado para cambiar el destino de la humanidad.

Nuestro propio destino depende de nuestras propias acciones.

Como técnicos, debemos ejecutar con la mayor sabiduría técnica las acciones.

Como sociedad, civil debemos ejercer el control de que las mismas se cumplan.
Como gobierno, garantizar la igualdad ciudadana.

Accesibilidad es inclusión mientras exista y en condiciones decorosas.
De lo contrario tan solo una utopía a realizar.

Arq. Nicolás Li Calzi
Especialista en Calidad Unit-Iso 9000
Director de Uruguay Accesible© – Consultores

6 Responses to "¿Playas para tod@s?. . . Todavía no . . ."

  • Poly On 04/1/2011 @ 10:15 PM

    Totalmente de acuerdo Nicolás, la rampa bienvenida sea pero y cuando se termino la rampa que?
    ¿Cómo se supone anda una silla de ruedas en la arena suelta?
    ¿Cómo se supone camina con seguridad alguien con bastones o muletas?
    Yo quisiera que alguien de la Secretaria de Gestion social para la Discapacidad me lo explique.
    Parece que cuando se hace accesible un lugar fuera una tarea que si queda bien o mal no importa, lo que aparentemente importa para las autoridades es que se haga para “conformar” a ese grupo de la sociedad o para que al final del periodo de gobierno se diga que se trabajo en la temática.
    Tengo Fé que con la ayuda de Uruguay Accesible y los mismos protagonistas de estas necesidades podemos impulsar a quienes corresponde a que trabajen más y mejor.
    Gracias una vez más Nicolás.

  • josep dalmau On 05/1/2011 @ 12:35 PM

    Desde Girona, Catalunya, gracias Nicolás por tú implicación y sensibilidad por la problemática con las personas que tenemos una movilidad reducida. Sigue adelante con tú lucha y denuncia del incumplimiento de las leyes, éllas y las personas que las redactan para no cumplirlas son las responsables de nuestra marginalidad. Con tanta palabra y nula acción hacen patente su INVALIDEZ, su INCAPACIDAD para la labor que desempeñan junto con el beneplácito de asociaciones sumisa y aduladoras.
    Espero y deseo , que si algún día puedo visitar de nuevo vuetro pequeño-gran PAÍS, no encontrar en la guía de viaje un apartado desaconsejandonos la visita a las personas con movilidad reducida.
    Un abrazo

  • Mariana On 05/1/2011 @ 07:27 PM

    Y sí Nico… Así se escribe la historia… tenemos una Declaración Universal de los Derechos Humanos que establece que:Todos los seres humanos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos, debiendo además gozar de la libertad y dignidad que nos es otorgada en calidad de tales…Estos preceptos que quedan tan bonitos escritos en el la pantalla, no se cumplen en lo que a mí concierne, (Mujer, latinoamericana, con discapacidad, que reside en Montevideo, Uruguay) en casi ningún órden de mi vida actual…El hecho es saber que la lucha por los derechos humanos y en particular, los derechos de las personas con discapacidad, es un contínuo… Somos quienes somos y hemos llegado hasta donde hemos llegado… sorteando miles de obstáculos (a veces del medio físico, otras tantas el enemigo se nos presento de formas más chiquititas y no se veía pero se sentía claríto)… No vamos a escondernos… No vamos a rendirnos… seguiremos yendo a lugares de accesibilidad nula aunque sea para romperles los esquemas… La lucha no terminará nunca… porque dejaremos sentado en la conciencia de las personas: “que una vez hubo un rengo que luchó por una causa justa”

  • jose luis bringa On 06/1/2011 @ 09:58 AM

    Es cierto que nos falta todavía mucho para ser considerados como país del primer mundo. No es sólo por lo económico. En cosas como la inclusión y la accesibilidad para todas las personas, sin bien están las leyes, ahora resta ponerlas en práctica. El gobierno tiene la primera obligación de que las leyes se cumplan, y los ciudadanos todos debemos ejercer el control de que ello ocurre. En esto lo que importa es el esfuerzo permanente, en procura de un país más justo, próspero, inclusivo y accesible para todos.

  • Eliana On 08/1/2011 @ 10:05 PM

    Nicolás… las rampas deberían construirse en todas las playas de Montevideo, pero concuerdo con Poly en lo siguiente: ¿cómo se manejan las personas con sillas de ruedas, bastones o muletas en la arena, después de construída la rampa????
    Hay q seguir luchando x la inclusión de las personas con discapacidad, siempre!!
    Un abrazo!!!

  • […] un año escribíamos el siguiente post llamado “Playas para todos, todavía no”, donde mostrábamos las precarias condiciones de accesibilidad de una de las dos bajadas con rampa […]